De juguete a medio de transporte

De juguete a medio de transporte

Aquello que hace unos años era tan solo un juguete para los pequeños de la casa hoy se ha convertido en un modo usual de transporte en ciudades como Valencia, Sevilla, Madrid o Barcelona: el patinete.

Cada vez más vemos en la ciudad a una gran cantidad de personas que disponen o alquilan patinetes eléctricos para moverse libremente por las calles dado que éstos son muy fáciles de conducir, cómodos de guardar, de un tamaño reducido y, gracias a las mejoras en las baterías, tienen una autonomía cada vez mayor. El aumento exponencial del uso de este medio de transporte ha puesto en evidencia la falta de una regulación sobre la materia.

En la actualidad han sido los distintos Ayuntamientos quienes, ante el panorama que existe en sus calles, han comenzado a publicar regulaciones de uso. Concretamente, los ayuntamientos de las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia han sido las primeras en regular el transporte mediante estos vehículos personales. Comparando la legislación publicada en estas ciudades comprobamos que la gran mayoría de normas equiparan el uso de los patinetes con las normas aplicables a las bicicletas: vías por las que se puede circular, velocidad máxima, uso de casco, etc.

Sin embargo, la Dirección General de Tráfico ha empezado ya su propia normativa, la cual tendrá alcance en todo el territorio nacional y por lo tanto homogeneizará la normativa y facilitará el uso de este medio de transporte a todos los usuarios. Algunos de los aspectos más relevantes de esta nueva normativa incluyen la velocidad máxima a la que se podrá circular (entre los 6 y los 25 Km/h), el uso obligatorio de casco, la edad mínima para conducir los patinetes (actualmente oscila entre 15 y 16 años) o las vías concretas por las que se permitirá la conducción de los patinetes.

No cabe duda de que los patinetes han llegado para quedarse, la facilidad en el manejo, la comodidad para transportarlos y guardarlos, o el hecho de que al ser vehículos eléctricos no ven su uso restringido, son solo algunos de los factores que han asegurado su uso multitudinario. Ahora solo queda esperar que la normativa estatal que se está preparando no se traduzca en un impedimento y permita expandir su uso a más sectores que solo el particular..

Si tienes una empresa y quieres saber más sobre estas normativas, no dudes en contactar con nosotros.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.